viernes, 24 de julio de 2009

CHLOE


Si algo valoro es la amistad. Y trabajar (sin trabajo) en algo con amigos, como diría aquél, me llena de orgullo y satisfacción.

El martes pasado, mis amigos de CHLOE: Alf...onso (paso de abreviaturas, lo siento), Eva, Francisco, Diego y Ángel presentaron su Cd, "... y los relojes se pararon". Los muy ladinos me pidieron que tocase una, primero el caramelo, "que es de Queen", bien saben que se me cae la muda, y luego "que la mezclamos con una nuestra". Pues bien, contentito me puse, o ¡pues bien contentito me puse!, y a ensayar, que no puedo hacer el ridículo.

La mañana del 21 amaneció arrebatada de nervios.

La noche, ah, la noche, eso fue el éxtasis.

Sólo quiero aprovechar estas líneas que me cedo yo mismo para desearos no la suerte del mundo, porque el mundo anda como anda, sino la del Universo, que al menos, como pilla lejos, parece que sigue su marcha, o no notamos sus desvaríos.

Y de paso, quiero daros las gracias por confiar en mí... durante cuatro minutos.

A partir de hoy, mucha mierda.

1 comentario:

Abraham dijo...

gran descubrimiento este que nos has hecho, espero tener entradas de las otras cuando toquen en Madrid.